Reconstrucción Cíclica del Ser®

01.12.2016

¿Pueden las personas transformarse y vivir los diferentes ciclos y capítulos de una vida que siempre está en cambio?

Definitivamente, es posible, pero requiere conciencia. Los ciclos se mueven en forma de espiral; al terminar un capítulo rápidamente comienza otro, que profundiza en la lección anterior. Entre un ciclo y otro siempre hay un grado de cambio aunque sea apenas perceptible. ATRAVESANDO LOS CICLOS. No todas las personas viven los ciclos al mismo ritmo, pues en la rueda de la vida no hay reglas, ni tiempo, ni edad. Habrá quien viva en un aparente eterno ciclo, mientras otros pasan de un ciclo a otro constantemente. También habrá personas que comiencen un ciclo unos años antes y otras que terminen unos años después. Todos somos diferentes, pues igual hay un eterno anciano, como un niño fugaz, un monje perpetuo, o un rebelde sin tiempo. Sólo tú decides si deseas vivir solo o acompañado, ser activo o pasivo. Las edades pueden variar, pero lo que no cambia es el ritmo del universo, el cual inhala y exhala, se expande y se contrae, nace y muere, duerme y despierta a un compás constante. De la misma forma en el Génesis se describen cómo los periodos de creación y descanso de Dios se suceden a un ritmo constante que se repite una y otra vez a través del tiempo.

Se repite las estaciones del año, el principio y el final de un año, el día la noche, las horas, el nacer y morir...ect.

Todo es un proceso de repetición continua y que si nos fijamos repetimos también esos patrones heredados de nuestros ancestros.

Hace tiempo el eterno retorno es una concepción filosófica del tiempo postulada en forma escrita, por primera vez en occidente, por el estoicismo y que planteaba una repetición del mundo en donde éste se extinguía para volver a crearse. Bajo esta concepción, el mundo era vuelto a su origen por medio de la conflagración, donde todo ardía en fuego. Una vez quemado, se reconstruía para que los mismos actos ocurrieran una vez más en él. La historia no sería lineal, sino cíclica. Una vez cumplido un ciclo de hechos, estos vuelven a ocurrir con otras circunstancias, pero siendo, básicamente, semejantes.

Los ciclos se van perfeccionando, retornando eternamente hasta alcanzar la forma perfecta tras muchas fases erróneas.

Con Reconstrucción cíclica del Ser® te ayuda a no repetir las circunstancias, experiencias de tu vida una y otra vez.

En nuestra vida se nos repiten patrones y circunstancias. Alguna vez te has preguntado: porque me vuelve a pasar esto? Ejemplo: Montamos un negocio y nos arruinamos, iniciamos otro y también o repetir con la pareja o las mismas circunstancias con distintas personas.

Nuestros ciclos de cambio son cada 9 años. Cada 9 años se vuelve a repetir ciertas circunstancias que van en relación con nuestros primeros años de vida. Es muy importante estar consciente de lo que te paso en la infancia pues se vuelve a repetir en tu vida de adulto 

Rellena el formulario y nos pondremos en contacto contigo

Te atendemos tambien por Skype